Las crisis estallan en el mundo a gran velocidad. Es difícil mantenerse al día respecto a estos acontecimientos, y mucho más desarrollar una perspectiva histórica y crítica al respecto. Nuestra serie Alerta Roja ofrece un breve análisis en dos páginas sobre crisis clave de la actualidad.


Lo que comenzó como una disputa comercial en los años 90 se ha convertido en un desafío existencial de Estados Unidos contra China. La amenaza se basa en motivos perfectamente racionales: EE. UU. ve correctamente que la economía china crecerá lentamente hasta ser la más grande del mundo; y entiende que China pronto producirá la tecnología más avanzada. Las diversas técnicas de guerra híbrida para debilitar o derrocar al gobierno simplemente no están disponibles. El único medio que EE. UU. tiene a disposición para mantenerse en el poder es —terriblemente— la fuerza armada.


En la tarde del 4 de agosto, comenzó un incendio en el Almacén 12 del puerto de Beirut, Líbano. Una explosión arrasó de inmediato con el puerto, y la onda de presión alcanzó 15 km. en todas direcciones. Lo que explotó no fue un barco con armas, fuegos artificiales o un misil, sino un edificio que almacenaba 2. 750 toneladas de nitrato de amonio, que había sido guardado negligentemente en un almacén portuario desde noviembre de 2013. Más de 19 funcionarios han sido arrestados, incluyendo al director del puerto de Beirut y al director de aduanas.


Esta Alerta roja es un documento para explicar hechos fundamentales sobre el virus y sus antídotos. Fue producido consultando a una serie de científicxs e ingenierxs.


El 10 de noviembre de 2019 se consumó un golpe de estado en Bolivia cuando el jefe de las Fuerzas Armadas le pidió la renuncia al presidente en ejercicio Evo Morales en un contexto de desestabilización social y motín policial desencadenado luego de un proceso electoral cuyos resultados fueron desconocidos por la oposición a partir de un sospechoso posicionamiento de la OEA (Organización de Estados Americanos).


Ningún odio de este tipo marcó la relación de EE. UU. con Irán durante el reinado del Shah (1941-1979). Solo cuando un nacionalista económico —Mohammed Mosaddeq— llegó al poder entre 1951 y 1953 y solo cuando este amenazó con nacionalizar la industria petrolera iraní, la CIA, el Shah y la derecha del ejército iraní —liderada por el general Fazlollah Zahedi— se volvieron en su contra. Pero, incluso en ese momento, veían a lxs comunistas como la amenaza y no al pueblo iraní.