Estimados amigos y amigas

Saludos desde las oficinas del Instituto Tricontinental de Investigación Social.

Noticias muy importantes desde la Península de Corea. Los jefes de gobierno de Corea del Norte y del Sur han acordado no solo que «la era sin guerra ha comenzado», sino que han presentado una serie de propuestas para estrechar lazos en toda la península. Los ejercicios militares van a terminar, los sitios de misiles cerrarán, las minas se desenterrarán, carreteras y vías férreas unirán las dos mitades de Corea; y Corea del Norte y Corea del Sur presentarán una oferta conjunta para ser las anfitrionas de los Juegos Olímpicos de 2032. Nadie podría haber anticipado la velocidad de estos avances. Alrededor de estas conversaciones está China, que ha alentado a Corea del Norte a hacer concesiones (y ha prometido fuertes inversiones en su frontera con ese país, un área que es el cinturón industrial de China). Estados Unidos, por otro lado, no ha sido tan claro. Ha enviado señales confusas sobre su deseo de mantener su presencia militar masiva en Corea del Sur (30.000 efectivos) y en Japón (50.000 efectivos). Estados Unidos es el principal impedimento para la paz en la península. China, hábilmente, dijo que el futuro de las negociaciones de paz está en manos de Corea del Norte, Corea del Sur y Estados Unidos. Dado que las dos Coreas están de acuerdo con la desmilitarización, el peso recae ahora en los Estados Unidos. 

Cuando las dos Alemanias se reunificaron en 1990, la URSS estaba al borde del colapso y Alemania Orientaltg se volvió efectivamente una colonia de Alemania Occidental. No es esa la situación actual de la Península de Corea. China ha alentado a Corea del Norte desde una posición fuerte. Es poco probable que Corea del Norte se convierta en la hijastra de Corea del Sur (el primer dossier del Instituto Tricontinental de Investigación Social, de marzo de 2018, fue sobre la crisis en la Península de Corea).

La imagen arriba – Familia 2, es del grabador coreano Oh Yoon (1946-1986). La obra fue hecha en 1982 cuando Corea del Sur era gobernada por una dictadura militar. ¿Podría ser que el artista esperaba algún día la reunificación de Corea? Durante la dictadura, los estudiantes surcoreanos emergieron como una fuerza motriz para el cambio, exigiendo el fin del gobierno militar (como en la Gran Lucha Democrática de junio de 1987) y ayudando a construir el nuevo movimiento sindical. Estas luchas pusieron sobre la mesa la cuestión de la reunificación de la península. Se debe agradecer a los estudiantes por lo que su trabajo político hizo para traernos hasta aquí. También al pueblo coreano. Si alguien debiera ganar el Premio Nobel de la Paz, que sea el pueblo coreano que ha sufrido como virtual rehén durante esta larga Guerra Fría.

No hay duda de en varios de nuestros países, los movimientos estudiantiles han jugado un papel importante en la profundización de la democracia en nuestras sociedades. El Desorden Natural De La Juventud, como escribieron los estudiantes revolucionarios franceses en 1968, permite a lxs jóvenes imaginar otras formas de organización social, soñar con un mundo mejor que el que heredaron de sus padres. Pero, globalmente, el ataque a la educación pública y a la libertad de los estudiantes ha sido enérgico. La lanza ha sido el FMI, el Banco Mundial y otras instituciones similares que han presionado para desmantelar la educación pública y destruir la función del aprendizaje, que debería ser el crecimiento de la mente, no preparar a los jóvenes para ser trabajadores. Mi reportaje de esta semana comienza en medio de protestas de estudiantes en Paris (Francia), Ciudad de México (México) y Bogotá (Colombia). La violencia contra los estudiantes se ha vuelto tan común. En la Universidad Jawaharlal Nehru en Nueva Delhi (India), la izquierda unida ganó las elecciones por una mayoría considerable. Los estudiantes del bloque fascista fueron al campus y golpearon salvajemente a los estudiantes de izquierda, incluyendo nuestra colega del Instituto Tricontinental de Investigación Social Satarupa Chakravorty. Es vergonzoso para el gobierno de India que el Ministro de Defensa, Nirmala Sitharam pueda sugerir que los estudiantes estaban «librando una guerra contra la India». Soñar con una sociedad mejor no es hacer la guerra contra el propio país, es la esencia del patriotismo. Hay algo desagradable en el uso de este lenguaje contra los estudiantes. 

También es feo desdeñar las esperanzas de los estudiantes y restringirlas recortando el financiamiento público e incrementando los incentivos para la privatización de la educación. Mi reportaje se pregunta «¿Qué significa en nuestro tiempo ser joven y tener esperanzas? ¿Dónde pueden los jóvenes hablar sobre sus ideas e imaginar mundos mejores? Los espacios públicos están cada vez más tomados por corporaciones, mientras las universidades han sido convertidas en fábricas de empleos. Este es el encierro de la mente, la sofocación de la humanidad. Es necesario luchar por más, más universidades, más imaginación, el desorden natural de la juventud, el anhelo por un mundo sin necesidades». 

Una actitud progresista hacia la educación insiste en que a los estudiantes no solo se les enseñen destrezas (como en la educación vocacional), sino que se les permita crecer en sus mentes y en sus corazones, que se comprometan con su sociedad, entiendan sus limitaciones y contradicciones y desarrollen sus experimentos para superar esas restricciones.

Si piensas que la educación es cara, piensa en el costo de la ignorancia. 

If you think education is expensive, think about the expense of ignorance.

El Consejo de Planificación del Gobierno de Kerala ha establecido un sitio web para recoger sus sugerencias sobre como podría ser la educación, a ellos les gustaría que compartan lo que imaginan más allá del horizonte visible hoy. El Consejo de Planificación quiere sus «ideas/soluciones innovadoras, sostenibles y prácticas» que respondan a los desafíos que enfrenta Kerala y todxs nosotrxs. 

El mes pasado, en Buenos Aires (Argentina), vi a los estudiantes y profesores luchar para defender su derecho a la educación. Argentina es uno de los pocos países donde la riqueza social acumulada paga la educación desde la guardería hasta la universidad. Sin embargo, existen enormes problemas con el sistema educativo, la calidad de la educación necesita mejorar mucho. Ante una crisis económica que es responsabilidad de las elites argentinas y no de los trabajadores, son estos últimos, sin embargo, a quienes se les exige pagar los recortes a la educación pública. Eso era impensable para los estudiantes y sus familias. Semanas de huelgas desafiaron las malas políticas económicas del gobierno insistiendo en que se deben encontrar estrategias alternativas. Mi reportaje en NewsClick rastrea estos acontecimientos. También lo hace el equipo del Instituto Tricontinental de Investigación Social en Buenos Aires, cuyo coordinador está en la foto de arriba con sus estudiantes en una clase al aire libre en Plaza de Mayo. El equipo va a producir un dossier sobre la agenda, impulsada por el FMI que amenaza con agotar las finanzas públicas de Argentina. Será publicado en noviembre. 

Típico de un estado de derecha ignorar cuestiones apremiantes de la educación y la armonía social y enfatizar ideas xenofóbicas. El estado argentino, que despreció a los estudiantes, continúa atormentando a los trabajadores más vulnerables, más recientemente vendedores informales senegaleses, muchos de los cuales venden los pañuelos verdes que usan millones en Argentina para mostrar su apoyo a la ley que legaliza el aborto. Los líderes del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) salieron a las calles para defender a estos trabajadores y fueron arrestados. Este es una táctica común de la derecha: en Bangladesh, Shahidul Alam documenta una protesta estudiantil, es arrestado y permanece en prisión, en Sudáfrica, S’bu Zikode (del movimiento Abahlali baseMjondolo) que defiende a los habitantes de barrios marginales, está amenazado de muerte y tiene que esconderse; en Argentina, Juan Grabois, Rafael Klejzer y Jaquelina Flores defienden a estos trabajadores vulnerables, son arrestados y llevados a la cárcel (ya fueron liberados).

Durante la última década, el miembro principal del Instituto Tricontinental de Investigación Social P. Sainath ha estado escribiendo sobre las atrocidades en Yavatmal (Maharashtra), donde los campesinos enfrentan ataques químicos con insecticidas. Una parte de la maldad fue documentada por Jaideep Hardikar en un reportaje investigativo xxx en tres partes en el Archivo del Pueblo de India Rural, a partir de marzo de este año. La firma suiza Syngenta exporta el veneno a lugares como India. También se exporta a Brasil donde 11 personas mueren diariamente por sus venenos. La ONU dice que 200.000 personas mueren cada año a causa de estos «pesticidas obsoletos», como paraquat. El año pasado, dos Relatores Especiales de la ONU, por el derecho a la alimentación (Hilal Ever) y sobre los tóxicos (Baskut Tuncak) hicieron un llamado por un Tratado Global sobre Sustancias Tóxicas, especialmente para pesticidas y fertilizantes venenosos. 

Esta semana, el grupo de investigación con sede en Suiza, Public Eye, lanzó un informe sobre la guerra química contra los campesinos de Maharashtra. Public Eye sugiere que Syngenta tiene que rendir cuentas por vender este fertilizante químico agresivo. El fertilizante no solo envenena el ambiente, sino que también es usado por los campesinos para suicidarse cuando están endeudados más allá de sus posibilidades.  

Hay una fotografía en el reportaje que me detuvo. Es de un libro mayor en el que se anota cada vez que los campesinos compran el fertilizante. Cuando el campesino indica que entiende los peligros, tiene que firmarlo. Un número obsceno de campesinos no saben leer ni escribir. Ellos colocan su huella digital en el folleto. Al Estado no le importa su analfabetismo. Los campesinos están a merced de las castas dominantes, muchos de los cuales usan su alfabetización para aprovecharse de los trabajadores agrícolas analfabetos y los pequeños agricultores en la venta de ganado y la compra de las cosechas. Los trabajadores agrícolas y los pequeños agricultores están a merced de los grandes terratenientes, los prestamistas, y los agronegocios monopólicos. Tengan en cuenta que en Occidente, Syngenta organiza un programa de becas de verano para jóvenes entusiasmados por una carrera en ciencias agrícolas. No existen becas para la educación de los campesinos. 

La presión está sobre Suiza. La última línea del informe es clara «la venta de este producto debe descontinuarse». 

La imagen de arriba es del informe de Public Eye. Muestra dos niños en un campo. «Una vez que se han usado pesticidas», dice el informe, «los envases se venden y son reciclados para otros propósitos. A menudo se usan para transportar agua para beber o para lavar. Vemos a niñxs usando envases de pesticidas con triángulos rojos de advertencia para bañarse al aire libre. Vemos envases usados para pesticidas tóxicos colgados de las puertas de letrinas y cocinas. Están por todas partes.»  

Los pequeños agricultores en Yavatma sacan préstamos para comprar este veneno. Están -como clase-, endeudados. Muchos de ellos se suicidan. Otros mueren a causa de las toxinas. Syngenta tiene un valor de mercado de 43.000 millones.

Hoy, 21 de septiembre, Nandita Das estrena su nueva película -Manto- basada en la literatura y la vida del gran escritor Saadat Hasan Manto (1912-1955). En el blog de LeftWord Books, Nandita responde algunas preguntas sobre su película. Hace dos años, ella nos ayudó con un libro que hicimos de los escritos de Manto sobre socialismo y cine. Le deseamos a Nandita suerte con su película y esperamos que aquellos de ustedes que no han leído a Manto no se pierdan la oportunidad. 

Nuestra imagen de la semana, a continuación, es de la muralista mexicana, comunista y fundadora de la Liga de Escritores Revolucionarios: Aurora Reyes Flores (1908-1985). Esta artista brillante entendió perfectamente la importancia de la educación. Luchó para que los hijxs de lxs profesorxs tuvieran centros de cuidado diario, para que sus padres no se preocuparan por ellxs mientras educaban a lxs hijxs de otros. Es el 50º aniversario de la revuelta estudiantil mexicana de 1968. Aurora Reyes participó activamente en ese levantamiento, por lo que fue buscada por la policía. Se escondió en un hospital siquiátrico. 

Cordialmente, Vijay.

<Francés> Pour lire en français, cliquez ici

<Portugués> Leia em Português aqui