English Português

Estimados amigos y amigas,

El 5 de mayo Marx habría cumplido 200 años. Ha sido durante mucho tiempo el sueño de sus adversarios que el proyecto de Marx sea enterrado y olvidado rápidamente. En su Dieciocho Brumario, escribió sobre el proceso revolucionario de mediados del siglo XIX en Europa, enfocado en Francia. Las fuerzas revolucionarias, escribió Marx, primero derrocarían a la monarquía y luego constituirían el poder parlamentario. El establecimiento de un parlamento profundizaría las demandas del pueblo que apartaría a los propietarios y se haría cargo de la sociedad. En ese punto, Marx escribió: «Europa saltará de su asiento y exclamará exultante: ¡Muy bien, viejo topo!»  Se trata de un guiño a Hamlet. Marx amaba Shakespeare. La revolución para Marx es el viejo topo que excava profundamente en el suelo de la historia y en ocasiones asoma la cabeza. Es la fantasía de quienes gobiernan de que nada cambiará. Pero entonces, cuando menos se lo espera, el viejo topo aparece.

Les escribo desde París, donde hay una conmemoración de los eventos de 1968. En el muro donde tuvo lugar una discusión sobre revoluciones, está escrito el lema: «No lloren el 68 organícense en 2018». Los estudiantes han ocupado edificios por toda la ciudad. Han estado en una batalla campal contra el gobierno de Macron. No se trata de ninguna manera de una situación revolucionaria. Pero es un grito en la oscuridad contra la asfixia de la sociedad. Que los ferroviarios franceses estén en huelga al mismo tiempo sugiere corrientes subterráneas. El topo de Marx no está totalmente dormido.

Ciertamente no lo está en India, donde el movimiento de pequeños agricultores y campesinos ha sido potente. En Maharashtra, como había escrito anteriormente, decenas de miles de pequeños agricultores y campesinos marcharon casi 200 kilómetros hasta Mumbai, la capital comercial de India, donde forzaron al gobierno estadual de derecha a acceder a sus demandas. La Larga Marcha Kisan [pequeños agricultores y campesinos] es un evento monumental. En LeftWord Books produjimos un libro ilustrado muy corto (64 páginas) con ensayos de Ashok Dhawale, presidente del Sindicato de Campesinos de toda la India (All-India Kisan Sabha) y de mi colega en LeftWord, Sundhanva Deshpande; así como un prólogo de P. Sainath, fundador del Archivo del Pueblo de la India Rural (People’s Archive of Rural India en inglés) y miembro principal de Tricontinental. El libro está disponible impreso por un costo muy razonable. Se lo puede descargar gratuitamente aquí.

La Larga Marcha Kisan fue organizada por All-India Kisan Sabha junto con otras organizaciones. Kisan Sabha es uno de los frentes de masa del Partido Comunista de la India (Marxista) que celebró su 22º Congreso recientemente en Hyderabad. Los debates en Hyderabad fueron enérgicos y agudos. Mostraron la seriedad de propósitos de los comunistas para luchar contra el despiadado gobierno de Narendra Modi. El PCI(M) es uno de los grupos organizados del mundo que empuja junto con el viejo topo, luchando sobre el terreno para mejorar las condiciones y crear conciencia para un mundo mejor. En NewsClick, escribí un reportaje corto sobre el Congreso y la necesidad de construir plataformas como el PCI(M) con su compromiso con el pueblo y con la creación de una sociedad donde «el libre desarrollo de cada uno es la condición para el libre desarrollo de todos» (Manifiesto Comunista). Pueden leerlo aquí.

Al otro lado del Océano Índico, en Zambia, el Partido Socialista continúa luchando contra feroces circunstancias. Ahora tienen un sitio web, que pueden mirar aquí. (Escribí sobre las condiciones en Zambia aquí, una mirada sobre porqué el Partido Socialista es necesario para el país).

Al Norte de Zambia, en Marruecos, la lucha popular continúa frente a enormes contingencias. En The Dawn, hay una entrevista con Abdallah El Harif, uno de los líderes de Vía Democrática (Voie Democratique en francés). Tuve el placer de conocer a Abdallah El Harif hace unos meses. Me contó sobre el tiempo que pasó en los calabozos de Marruecos, donde lo mantuvieron en la oscuridad. Sin embargo, Abdallah El Harif sigue siendo un hombre humano y maravilloso con gran esperanza en el futuro. La prisión no lo quebró. Fortaleció su resolución. Por favor lean la entrevista aquí. Tristemente, la entrevista no cuenta sobre su propia vida, que es una inspiración para nosotros. Es común entre las personas de izquierda hablar de las luchas a su alrededor y no de sí mismas. En la entrevista, se refiere a los eventos en Jerada, donde el pueblo ha luchado con mucha fortaleza contra las condiciones en las minas y el descuido del estado respecto a sus vidas (Escribí sobre eso aquí).

Recientemente, Marruecos rompió relaciones con Irán por presión de Arabia Saudita y Estados Unidos. Es parte de los intentos por aislar a Irán. Al otro lado del Océano Atlántico, Estados Unidos y sus aliados también han empujado a varios países centro y sudamericanos a romper relaciones con Venezuela. Esto es interferencia clarísima de Estados Unidos: obligar a estados más débiles a romper con los adversarios de EE. UU. y amenazar con derrocar a estos gobiernos aislados. Mucho más que la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses.

Pero las Coreas proponen una alternativa, como sugerí la semana pasada. El apretón de manos en la frontera que divide a las Coreas proyecta la posibilidad de otro camino que no sea la guerra. Debería alertar a la población de India y Pakistán sobre lo que es posible si viejas animosidades se dejan de lado y si el juego de la geopolítica no define el hambre del pueblo por la paz. Pero hay varios asuntos muy complejos aún sin resolver. Kim de Corea del Norte se reunirá con Trump. ¿Qué resultará de esa cumbre? Es poco probable que Estados Unidos disminuya su presencia militar en el noreste de Asia.

Pero es necesario decir que Estados Unidos ya no es más la potencia solitaria que define las relaciones internacionales. Antes de que Kim hiciera su gesto a Corea del Sur, visitó Beijing. China ha ayudado a dar forma a parte del contexto para este acuerdo de paz. Es importante reconocer que lo que está sucediendo con las Coreas no es para nada parecido a lo que pasó con las Alemanias. Los diplomáticos de Corea del Norte están conscientes de los diversos escenarios que tienen ante sí: el escenario alemán, el escenario libio-iraquí, y el escenario de Irán. No son ingenuos respecto a su posición. Pero como observo esta semana en Alternet, los términos del orden global se han alterado desde los años 1990 y 2000. Ya no vivimos en un mundo totalmente unipolar. China y Rusia se han estado esforzando de diferentes maneras. Esto es lo que da a Kim la confianza para lograr un acuerdo de paz que sabe que no es equivalente a rendirse. Pueden leer mi evaluación aquí. (Hay información de contexto útil sobre la crisis en la Península de Corea en el primer dossier de Tricontinental).

Finalmente, el olor a gas lacrimógeno persistió el 1 de Mayo en París. Las protestas de estudiantes y trabajadores se encontraron con represión policial. No hubo espacio en las avenidas para el falso liberalismo de Macron. Las sonrisas para la televisión no llegan a las calles. Lo mismo sucede en Puerto Rico, una isla en profunda angustia. Los huracanes del año pasado devastaron la isla, efectivamente una colonia de Estados Unidos. La ayuda y la reconstrucción han sido débiles (aquí está mi informe de octubre pasado que compara la reconstrucción en Puerto Rico y la de Cuba). Medidas de austeridad continúan siendo infligidas a la población. El 1 de Mayo, la población salió a las calles y fueron recibidos con una represión terrible. La foto de arriba, tomada por Edwin Morales Laboy, da una sensación de la división, una fuerza policial que se parece a los militares disparando sustancias químicas al rostro de un manifestante desarmado.

Demasiado para la democracia. El viejo topo se está inquietando.

Cordialmente,

Vijay.

<Portugués> Leia nosso décimo boletim em Português aqui.