Hace pocos días leí un estudio sobre la deficiencia de vitamina A, que deja ciegos a medio millón de niñas y niños. Fue una estadística impactante. La vi mientras leía una serie de informes de la Organización Mundial de la Salud sobre las enfermedades de la pobreza: diarrea, malaria y demás. Para cada una de estas dolencias hay soluciones simples, pero no están disponibles para los pobres.

LEA MÁS

¿Qué hacer con la guerra en Siria? Es una guerra desconcertante y terrible; tantas muertes, tanta destrucción, tantos arrojados de sus hogares a un mundo hostil. Su fin parece poco probable. Las negociaciones de paz se abren y se cierran. Nuestro último dossier del Tricontinental contextualiza esta guerra. Ofrece una mirada sobre lo tóxico que ha sido el debate alrededor de este conflicto, lo difícil que ha sido ponerse de acuerdo incluso sobre los hechos básicos. Para enriquecer nuestro diálogo, incluimos una entrevista con el economista sirio Omar Dahi.

El agua es un problema de clase. Su distribución nunca ha sido equitativa. Con lo que los habitantes de Ciudad del Cabo van a lidiar ahora es lo mismo con lo que mil millones de residentes de asentamientos informales de todo el planeta lidian cada día. Ellos también tienen poco acceso a agua entubada y no tienen sistemas de saneamiento. Tienen que buscar agua lejos y depender de campos abiertos para hacer sus necesidades. Lo que ya afectaba a los más pobres del planeta se ha convertido ahora en un grave peligro infligido sobre una gran ciudad. Nuestro segundo dossier mira de cerca a las ciudades sin agua.

En las ruinas del presente traza los desafíos planteados por la globalización y lo que esos desafíos producen para nuestra sociedad. El primer intento por abordar los problemas de la globalización fue el neoliberalismo. Falló. Luego vino el populismo de derecha, que se expresa en términos estrechos y de odio. También va a fallar. La izquierda está debilitada, descompuesta por la globalización. La necesidad del momento es que la izquierda se recomponga, que se transforme en una fuerza vital para la humanidad frágil.