La decisión de Trump de trasladar la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, en contra de la costumbre internacional, elimina la pretensión de que EE. UU. es un actor neutral. A continuación, la matanza de más de cien palestinos asesinados a sangre fría junto con miles de heridos en un “continuo Nakba” que comenzó en 1948 y persiste hasta hoy. Mientras tanto, personas sin techo organizadas en Abahlali baseMjondolo ocupan terrenos en Germiston, ávidos de tierra y de satisfacer sus necesidades básicas. En Venezuela, estamos a pocos días de las elecciones presidenciales del 20 de mayo. Mientras que la victoria de Maduro es probable, es menos probable que Occidente reconozca los resultados, la democracia solo se celebra cuando los candidatos preferidos de Occidente ganan. De lo contrario, es denigrada. Para leer nuestro boletín, pulse aquí.

LEA MÁS

El 20 de mayo se realizará en Venezuela una nueva elección presidencial. El pueblo venezolano afronta un momento decisivo en medio de campañas de boicot a nivel local e internacional. Este dossier analiza lo que está en juego en estas elecciones. Describe el escenario regional y nacional en el que tendrán lugar. Indaga sobre la “guerra no convencional” que enfrenta el pais y el cerco económico y militar promovido por el gobierno estadounidense. Finalmente, el dossier aborda las experiencias, tensiones y alternativas que caracterizan a la llamada Revolución Bolivariana.

¿Qué hacer con la guerra en Siria? Es una guerra desconcertante y terrible; tantas muertes, tanta destrucción, tantos arrojados de sus hogares a un mundo hostil. Su fin parece poco probable. Las negociaciones de paz se abren y se cierran. Nuestro último dossier del Tricontinental contextualiza esta guerra. Ofrece una mirada sobre lo tóxico que ha sido el debate alrededor de este conflicto, lo difícil que ha sido ponerse de acuerdo incluso sobre los hechos básicos. Para enriquecer nuestro diálogo, incluimos una entrevista con el economista sirio Omar Dahi.

En las ruinas del presente traza los desafíos planteados por la globalización y lo que esos desafíos producen para nuestra sociedad. El primer intento por abordar los problemas de la globalización fue el neoliberalismo. Falló. Luego vino el populismo de derecha, que se expresa en términos estrechos y de odio. También va a fallar. La izquierda está debilitada, descompuesta por la globalización. La necesidad del momento es que la izquierda se recomponga, que se transforme en una fuerza vital para la humanidad frágil.